lunes, 31 de agosto de 2015

Aclara tu piel con bicarbonato y miel.


El bicarbonato de sodio exfoliará tu piel y eliminará las células muertas. Además, regulará los niveles de pH del cutis y mantendrá una tonalidad clara y hermosa mientras elimina espinillas, combate el acné y atenúa las manchas debido a sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

La miel, por su parte, también forma parte de los remedios caseros que enseñan cómo aclarar la piel debido a su efecto aclarador y a su capacidad de hidratar y suavizar la tez.

Pon en práctica este truco de belleza natural una vez a la semana.

Ingredientes:
Una cucharadita de bicarbonato de sodio
Una cucharadita de agua
Miel
Pasos a seguir:

Mezcla el bicarbonato de sodio con el agua para formar una pasta homogénea.

Extiende el compuesto sobre el rostro limpio.


Es importante que lo apliques realizando un suave masaje circular desde el mentón hasta la frente, siempre evitando cubrir el contorno de los ojos y de los labios, ya que la piel de estas dos áreas es muy sensible y delicada.

Transcurridos unos 2 o 3 minutos, retira el producto aclarándolo con abundante agua tibia.

Sécate la cara con una toalla limpia, sin restregar.

Finalmente, aplica una fina capa de miel sobre el rostro y deja que actúe durante unos 15 minutos.

Retírala con agua y sécate la cara de nuevo con delicadeza. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario